BLOG / FINANZAS
 
José Manuel Robles
Ph.D. UCLA, EE.UU.
 
Finanzas
RESULTADOS: No se puede concluir sobre el estado de una empresa solo mirando lo financiero
Publicación 1 de 2, Clases del MBA - UDD todos los domingos en El Mercurio
Los números contables necesitan contexto y métricas, para saber qué está pasando realmente en una empresa.
Abr
16
2017

Es una conclusión débil la de Codelco decir que tuvo un exitoso 2016 porque superó en 74% su meta de excedentes. Falta más análisis.



Aprender a mirar: Empresas con depreciaciones muy altas suelen usar como indicador de rentabilidad los valores entregados por Ebitda. Las muy endeudadas, prefieren usar Ebit para indicar sus logros financieros.
Click para ampliar la imagen.

Métricas financieras: qué dicen esos “aburridos” números


Los buenos gerentes de finanzas están continuamente planificando el futuro de la empresa. Analizan sus compromisos financieros de corto plazo, el financiamiento de las nuevas inversiones demandadas por la empresa y los impactos de condiciones adversas que podrían darse en el negocio. Para lograr esto hacen uso de indicadores clave del funcionamiento financiero de la empresa.

Las razones financieras no les resuelven su problema, pero les permiten resumir mucha información en solo algunos indicadores. No hay una fórmula mágica de cómo interpretarlas, solo los muy expertos tienen ciertos modelos mentales que le indican dónde poner el foco de atención para entender cómo va la empresa.

En la última película de Ben Affleck, The Accountant, vimos algo de las capacidades del experto en cifras contables. No hay estándares respecto a valores referenciales de estos indicadores, pero sí es recomendable tanto el análisis comparativo respecto de empresas similares como también la revisión de los valores históricos de la propia empresa.

¿Análisis con Un solo indicador?
Hace un par de semanas los ejecutivos superiores de Codelco anunciaron un exitoso año 2016 argumentando que habían superado en 74% sus metas de excedentes. Este logro lo atribuyen al esfuerzo de su gente, a la reducción de costos y al mercado externo. Esta conclusión, basada en un solo indicador, es débil.



Click para ampliar la imagen.

Era necesario un análisis multidimensional de diversos indicadores y sobre todo, un estudio comparativo con la competencia más cercana y con la propia historia de Codelco. Existiendo una gran cantidad de indicadores, es extraordinariamente simple ser campeón en un par de ellos. Si a esto agregamos la posibilidad de que exista una política de incentivos basada en el indicador de superación de la meta financiera, los ejecutivos superiores podrían tener un especial cuidado en lograr un gran indicador.

Los indicadores son una fuente rica de información, pero requieren de mayor contexto para su correcto análisis. La información financiera está siendo cada vez más oportuna y confiable, y ahora necesitamos personas, instituciones o robots que teniendo los incentivos para hacerlo, nos entreguen las luces naranjas y rojas del comportamiento financiero de empresas o instituciones.

Los reportes financieros —balances, estados de resultados, cuentas de efectivo, etc.— comúnmente su lectura es bastante aburrida.
Afortunadamente podemos usar ciertas métricas financieras que transforman este conjunto de datos en números razonablemente inteligentes que explican el funcionamiento financiero de la empresa.

PRINCIPALES INDICADORES
Hoy vamos a exponer los principales indicadores financieros que sirven para analizar cómo está la empresa en sus ámbitos de liquidez, rentabilidad y niveles de deuda.

1.Métricas de liquidez:
Miden las capacidades empresariales para cubrir sus compromisos financieros de corto plazo. Dentro de este grupo de indicadores tenemos:
a. Días de venta por cobrar: Calcula el número de días que la empresa se demora en cobrar, o bien, el número de días que el cliente termina de pagar el producto que compró. Si este indicador aumenta, significa que la empresa va a requerir más días para recuperar su dinero. De la misma forma, si este indicador baja, la firma está recuperando su dinero en menor tiempo.
La ecuación que entrega este indicador la vemos en la fórmula 1:
Donde, cuentas por cobrar y ventas netas se obtienen del balance y del reporte de pérdidas y ganancias. Al dividir las ventas netas por 365, obtenemos el promedio del ingreso de ventas por día.

b. Días de venta en inventario: Indica cuánto se demora la empresa en transformar su inventario en ventas. Un bajo número de este indicador muestra que la firma está vendiendo rápidamente su inventario, en cambio, un número alto, que se demora. La métrica se calcula de la forma que indica la fórmula 2.
Nuevamente, del balance y de las cuentas de pérdidas y ganancias se obtiene el inventario al final del año, y el costo de fabricar dicho producto, que al dividirlo por 365 indica el dinero que la empresa gasta en promedio por día.

c. Razón ácida: Se puede utilizar este indicador para determinar si la empresa puede cumplir sus compromisos financieros de corto plazo, deudas de menos de un año. La razón muestra cuántas veces la compañía puede pagar sus deudas de corto plazo. De esta forma, un bajo valor del indicador señala una empresa con un alto riesgo de quiebra.
La ecuación es la indicada en la fórmula 3. La información requerida se obtiene del balance.

2. Métricas de rentabilidad:
Indican cuán bien la empresa está generando utilidades. Para esta métrica tenemos varias opciones, destacándose las siguientes:

a. Margen de utilidad neta: Esta medida indica el porcentaje de utilidad neta respecto al ingreso por ventas netas de la empresa. La utilidad neta corresponde a la utilidad después de impuestos y las ventas netas al ingreso por ventas menos las devoluciones y los descuentos realizados por la empresa. Este indicador no muestra si la utilidad neta fue grande o pequeña, sino solamente la proporción de utilidad neta respecto al ingreso por ventas. Ver fórmula 4:

b. Retorno de los activos: Muestra cuán efectiva es la empresa usando sus activos para generar utilidades. El indicador mide la habilidad de la firma de producir utilidad mediante la gestión de sus activos y se calcula según la fórmula 5:
Donde la Utilidad se obtiene de las cuentas de resultado y el monto promedio de los activos a considerar corresponde al promedio entre los activos del año en curso y del año anterior, ambos extraídos del balance. Esto último debido a que los activos van cambiando en el transcurso del año y debemos usar un valor promedio.

c. Retorno del capital: Indica cuánta utilidad la empresa generó para los propietarios, simplemente el retorno del patrimonio. Su forma de cálculo se indica en la fórmula 6:
La utilidad neta se obtiene de la cuenta de resultados y nuevamente, el capital o patrimonio se obtiene promediando el capital indicado en el balance de los dos últimos años.

3. Métricas de deuda:
La estructura de capitales es una componente estratégica dentro de la gestión empresarial; primero porque puede superar el nivel de los activos y segundo, porque genera intereses que deben ser pagados. Al igual que en los casos anteriores, existen publicados muchos indicadores que muestran la situación de los niveles de deuda en la empresa, dos de ellos son los siguientes:



Click para ampliar la imagen.

a. Número de veces de intereses ganados: Cuando analizamos una empresa nos interesa particularmente que pueda pagar los intereses de las deudas contraídas. Para asegurarnos, recurrimos al indicador de la fórmula 7.
Los datos se obtienen del estado de resultados. Un valor bajo de esta razón muestra un alto riesgo de no poder cumplir las obligaciones de la deuda. De la misma forma, un valor alto señala que la empresa está dejando de lado su capacidad de endeudarse y así enfrentar nuevos proyectos.

b. Razón deuda-capital: Muestra la forma cómo la empresa se está financiando, cuánto patrimonio y cuánta deuda componen los pasivos de la compañía. Generalmente, este indicador se analiza en conjunto con el indicador anterior, de modo que si observamos una alta razón deuda/capital con un número de veces de intereses ganados también alto, podemos estimar a futuro un alza patrimonial que reducirá el valor de la razón deuda-capital. La ecuación en la de la fórmula 8.
Del balance se obtienen los datos requeridos.

Hay utilidades y utilidades
El propósito más común de una compañía es generar utilidades, las que se expresan de distinta forma en los estados de resultados. Pueden aparecer como utilidad neta o bruta, Ebit y Ebitda, ítems que merecen una interpretación correcta.
Así, por ejemplo, en la utilidad neta, se cargan los dividendos, inversiones, amortizaciones de capital, etc., dando como resultado el flujo libre de caja de la empresa.

Ebit es el ingreso operacional antes del impacto de la estructura de capitales e impuestos, es la utilidad que se va a repartir entre los propietarios, los acreedores y el Estado.

Ebitda es una aproximación cercana al flujo de caja de las operaciones de la empresa.
Las compañías suelen presentar las figuras donde mejor se vean financieramente, de esta forma, firmas con depreciaciones muy altas suelen usar como indicador de rentabilidad los valores entregados por Ebitda.
De la misma forma, empresas muy endeudadas, prefieren usar Ebit para indicar sus logros financieros.

HASTA EL DOMINGO




ÚLTIMOS COMENTARIOS
Deja tu comentario:
Nombre*:   
E-mail*:   
Validador*:   captcha
   
Mensaje*:  
  500 Caracteres restantes.
   

Última actualización: 12 de Noviembre de 2018 a las 17:43