BLOG / INNOVACIÓN
 
Boyd Cohen
Ph.D. U.Colorado, EE.UU.
 
Innovación
INNOVACIÓN ABIERTA: Oportunidad para emprendedores e inventores
Publicación 3 de 4, Clases del MBA - UDD todos los domingos en El Mercurio
Una de las alternativas para testear y financiar proyectos, en el mundo y en Chile, son las plataformas de crowdfunding.
Mar
29
2015

¿Un plan de negocios de 50 páginas? De ninguna manera, con una idea de negocio resumida en una página es posible saber tempranamente si un producto o servicio realmente tiene futuro.



La más exitosa campaña de crowdfunding chileno ha sido la de Minka Inhouse, la tienda de un grupo de diseñadores y artesanos independientes. Recaudó US$ 22.000.

En la cima de la economía creativa


LA INNOVACIÓN abierta no es solo un enfoque accesible a las grandes corporaciones. También lo es para emprendedores e inventores.

La relación más evidente entre la innovación abierta de las empresas y los emprendedores e inventores es el papel que estos últimos están jugando en los programas abiertos de innovación. Muchas veces, los inventores y emprendedores aspirantes son los primeros en identificar una nueva combinación de tecnologías que podría agregar valor a los consumidores o a la sociedad.

Sin embargo, con frecuencia carecen de los recursos y el acceso a los mercados para explotar de manera significativa la oportunidad. Aquí es donde los programas de innovación abierta corporativas se conectan con los emprendedores.

El domingo pasado, hablamos de cómo las empresas a menudo obtienen innovaciones o las patentes de emprededores y luego desarrollan aún más o integran estas soluciones a la cartera de sus productos y servicios.

Sin embargo, esta es solo una de las muchas maneras en que los inventores y emprendedores pueden aplicar los conceptos de innovación abierta. En su esencia, esta última se trata de que el proceso de innovación sea externo desde un principio.

Esto último está muy alineado con las últimas metodologías (siglo XXI) sobre iniciativa empresarial. Cuando obtuve mi doctorado en emprendimiento empresarial en la Universidad de Colorado, en 2001, prácticamente todas las universidades que tenían cursos empresariales se centraban en enseñar a los estudiantes los fundamentos de un plan de negocios. Ello implicaba dedicar uno o dos cursos semestrales sobre temas como estrategia, recursos humanos, márketing, operaciones, financiación y proyecciones financieras; todo ello normalmente se aplicaba a un negocio ficticio.

LEAN STARTUP

Eso quedó en el pasado. Hoy, la mayoría de las principales universidades orientadas al emprendimiento casi han abandonado la enseñanza de la planificación empresarial y ahora enseñan un concepto denominado Lean Startup.

Lean Startup sugiere que, en lugar de escribir un plan de negocios de 50 páginas para luego comenzar la búsqueda de financiamiento para construir una versión beta de un nuevo producto o servicio e introducirlo en el mercado, los emprendedores deben crear en una página (Modelo de Negocios Canvas) con nueve suposiciones sobre su idea de negocio.

Se trata de ir inmediatamente al mundo a averiguar si el mercado quiere o no ese producto o servicio, y si no lo quiere, qué es lo que realmente están buscando los consumidores. Con ello se anima a los empresarios a involucrar a los consumidores en cocrear una solución que satisfaga sus necesidades. Estas primeras iteraciones se denominan Productos Viables Mínimos (MVP).

Tengo una experiencia relacionada que me gustaría compartir. En 2012, fui invitado por la Universidad de Columbia Británica en Canadá para enseñar un curso de fin de semana sobre emprendimiento empresarial en el programa MBA. Desarrollé el curso utilizando la metodología Lean Startup.El viernes por la tarde los alumnos, en forma individual o en equipo sugirieron ideas para nuevos emprendimientos.
El sábado, los equipos trabajaron en el desarrollo de un MVP y en su página de Modelo de Negocios Canvas.

Uno de esos equipos ya había tomado un curso de planificación de negocios del siglo XX y tenía un plan de 50 páginas, gráficamente diseñado. También había comenzado a recaudar dinero de amigos y familiares para conseguir su aventura.
La idea básica de su proyecto era aprovechar el tiempo de inactividad de los usuarios de telefonía celular, para que estos realizaran encuestas para los minoristas locales, quienes si bien necesitaban los datos, no tenían la capacidad de desarrrollar y aplicar las encuestas para determinar las necesidades y deseos de la comunidad.
El líder del grupo era un estudiante australiano muy brillante, quien regresó muy deprimido cuando presentó su MVP a la gente en la calle, para obtener retroalimentación. Le pregunté qué había pasado.
Encontró que nadie realmente quería "perder el tiempo" llenando encuestas en su teléfono porque la mayoría de la gente prefería usar Whatsapp, Facebook o navegar por la web con su tiempo de inactividad.
Esto puede no ser sorprendente para cualquiera de ustedes, pero pueden imaginar que fue doloroso para el estudiante, dado el avance que tenía el desarrollo del emprendimiento.

Considero que esta forma de interacción temprana y regular con los usuarios o clientes potenciales debe ser un ejemplo, no solo de la aplicación de metodologías Lean Startup, sino que también de la manera en que los emprendedores están adoptando la innovación abierta en la cocreación de nuevas ideas de productos.

PLATAFORMAS CROWDFUNDING

Además de usar los futuros clientes como cocreadores, cada vez más los inventores y emprendedores están acudiendo a las plataformas de crowdfundingpara determinar la demanda de sus productos y recibir financiamiento.

La más famosa de estas plataformas es Kickstarter, con sede en los EE.UU. Desde su fundación, ha conectado a más de ocho millones de clientes para financiar cerca de US$1,6 millones, en el lanzamiento de más de 80.000 proyectos.

Si bien existen diferentes modos de crowdfunding, una de las formas más comunes permite a los inventores y emprendedores desarrollar un concepto —a menudo en modelos 3D u otras formas incompletas— y promover el producto o servicio a la comunidadcrowdfunding, con un descuento para cualquiera que esté dispuesto a aportar dinero.

De esta manera, el inventor es capaz de determinar muy tempranamente si los clientes potenciales en realidad quieren su producto o servicio, antes que de este se encuentre plenamente desarrollado o antes de contar con una capacidad de producción a gran escala.

COOLEST COOLER

Uno de mis ejemplos favoritos, de estas historias de un inventor independiente aprovechando una plataforma de crowdfundingpara determinar el tamaño del mercado para un nuevo invento, es el de Ryan Grepper.
Avecinado en San Diego, renunció a su trabajo de más de una década en el campo de la medicina con el fin de convertirse en un inventor a tiempo completo. Después de varios inventos fallidos, sintió que ya era hora de fabricar elcoolerpara el siglo XXI, el Coolest Cooler.
Grepper desarrolló su prototipo con el concepto del fresco más fresco con alta tecnología y lanzó una campaña en Kickstarter hacia fines de 2013. Él no cumplió con su meta de recaudar US$$125.000 por lo que la campaña fracasó.
Sin embargo, aprendió la lección, siguió avanzando en su producto viable mínimo (MVP) y puso en marcha una nueva campaña. Originalmente, la búsqueda en este segundo intento fue de solo US$50.000, y llegó a recaudar más de US$13 millones, para fabricar uncoolerque trae triturador de hielo, parlante con Bluetooth resistente al agua, puerto USB, una tabla para cortar, ruedas a prueba de arena, luz LED y un abridor de botellas, entre otros.

En un artículo reciente del Washington Post, Grepper resume el mayor acceso a recursos compartidos y plataformas de crowdfunding que vemos hoy: “Estamos en la cima de la economía creativa.

Hay muchas cosas que permiten hoy a las personas traducir sus ideas en productos físicos, reales. Estas condiciones no estaban disponibles hace cinco años”




Casos en Chile


NO NECESITAMOS VIAJAR A LOS EE.UU. para ver ejemplos de emprendedores que utilizan crowdfundingpara desarrollar y modificar invenciones en etapa temprana.

Horacio Morales, de la consultora Crowdylab Chile, señala que, hasta la fecha, la más exitosa campaña de crowdfundingchileno fue para Minka Inhouse (www.minkainhouse.com), que se define como: “Un pequeño grupo de diseñadores y artesanos independientes establecidos en Santiago dedicados a la creación y elaboración de productos para el hogar.

Celebramos la manufactura doméstica, el desarrollo local y lo hecho a mano. Pensamos de forma global y fomentamos la producción local”.

Con el apoyo financiero de más de 300 personas, Minka Inhouse recaudó más de US$22.000 —cerca de catorce millones de pesos— en su campaña de Kickstarter que terminó en julio de 2014.

Además, varias plataformas de crowdfundinghan surgido en Chile en los últimos años para la concesión de préstamos a los consumidores y pymes (becual.com y cumplo.cl) y para las innovaciones preventa (daleimpulso.com).

Kanka (www.kanka.cl) logró sus metas en una campaña en Daleimpulso.com para fabricar y prevender un asador spiedo eléctrico que utiliza pilas para rotar la carne (ver foto). Un total de 55 personas contribuyeron con más de 8,5 millones de pesos para esta exitosa campaña.

Muchas veces, el foco de este proceso de innovación abierta entre los emprendedores y las empresas está puesto en el inicio, en el punto de partida de lo que puede llegar a ser un gran negocio.

Ryan Grepper, el creador del Coolest Cooler, por ejemplo, ha manifestado poco interés en la construcción de una fábrica capaz de producir US$13 millones, ya que se considera a sí mismo más un inventor que un empresario. Su plan es ofrecer una licencia del prototipo para que otra compañía se encargue de fabricar el producto.

HASTA EL DOMINGO




ÚLTIMOS COMENTARIOS
Deja tu comentario:
Nombre*:   
E-mail*:   
Validador*:   captcha
   
Mensaje*:  
  500 Caracteres restantes.
   

Luis Armando Acevedo Rojas
12-10-2015 12:28
Hola bueno deseo conseguir un préstamo lo antes posible espero su respuesta gracias,. Son bastante millones


Última actualización: 12 de Noviembre de 2018 a las 17:43